jueves, diciembre 08, 2005

Recogiendo mis pasos

A principios de Noviembre volví a Bahía de Caraquez después de casi 10 años. Aquellos que han leído mis memorias de la niñez “En una montaña de higuerilla” que está casi al final de este blog, se podrán imaginar lo importante que es para mí regresar a ese lugar. Ese texto lo escribí casi sin querer, y se lo pasé a mi mamá, quién rápidamente lo envió a varios de mis tíos y primos. Parece que causó algo de “conmoción” pues recibí comentarios y correos electrónicos incluso con acotaciones al escrito, como unas muy buenas de mi primo Xavier, que me hicieron dar cuenta que algunas partes me las había inventado, je,je... (Publiqué sus comentarios al final del relato) Incluso hace poco supe que una hija de mi prima que estaba de intercambio en Alemania se lo había traducido emocionada a la familia donde había llegado. Una prima me escribió contándome que en algunas ocasiones ha vuelto con su familia a Canoa (la playa cercana a Bahía donde estaba la casa de hacienda de mi abuelo) y sus hijos han podido experimentar esa libertad, y otra me dijo que no lo había podido seguir leyendo porque se emocionaba mucho, que alguna vez se lo leerá a sus hijos.

Quizá lo que más me ha llamado la atención es que otras personas que lo han leído en este blog se han sentido identificadas, porque han tenido experiencias similares. Me comentan que quisieran que sus hijos puedan vivenciar algo así. A propósito, los comentarios son muy bien recibidos, se pueden dejar al lado del título...

Desde que escribí ese texto siempre había soñado volver y tomar muchas fotos nuevas y escanear fotos antiguas. Hice el intento aunque la visita fue muy breve y el tiempo pasó volando. Y disfruté llegando a la “casa de 100 años” (aunque tiene más que eso) y en cada rincón se me venían imágenes de personas queridas que ya no están más que en nuestro corazón y nuestro recuerdo. Mi tía María Pía nos recibió muy bien y fue un gusto verla... También estuvimos con mi tío Leonardo y su familia conversando largo en ese maravilloso “porche” de atrás de su casa. Me dió gusto ver a mis primos menores hechos todos unos hombres de negocio, todos dedicados a actividades relacionadas con la agricultura, ganadería, avicultura, camarones e incluso a producir y distribuir unas bacterias que tienen un fin beneficioso pero que no puedo recordar para que son exactamente.

Siempre recuerdo que una vez , hace muchos años, Orlando Alcívar escribió en su editorial de “El Universo” que Bahía era una ciudad del “realismo mágico”. Así lo volví a sentir, cuando mi tía nos comentaba que los camarones que estábamos almorzando los hizo pescar, (no los fue a comprar como nosotros tendríamos que hacer eh?). O cuando el empleado del hotel del hermano de mi tío Leonardo llegó con la “colada morada” tradicional del día de los muertos y mi tío me hizo notar que en Bahía todavía no era como en las ciudades, que había que salir a comprar las cosas. O cuando mi tío José Antonio llegó con una cuajada recién hecha de la hacienda. O cuando pude sentarme a conversar con mi prima Mariela, que es una presentadora de televisión conocida, pero para mí es simplemente mi prima, y aunque seguramente no la veía en muchos años, era como si nos hubiéramos visto ayer. (Escuchen su Radio Fuego)

Toda esta introducción es para compartir con ustedes un pequeño video que hice con mucho cariño para mis primos, pero también para toda mi familia y mis amigos conocidos y no conocidos que visitan este blog. Si les parece extraña la canción de fondo, la elegí porque probablemente es una de las primeras canciones de las que tengo recuerdo, y porque el título de la canción era el nombre de una “fonda” que siempre veía cuando estábamos de salida, de vuelta a la ciudad y a la realidad.

3 comentarios:

Jurguen Zambrano dijo...

Hola, llegue aqui por medio de un podcast que esta en el Music Store de iTunes. intentaba buscar tu blog pero no di hasta que se me ocurrio colocar podcast catolico y aparecio Puerta del Cielo en el listado.

Nosotros también realizamos un pequeño podcast llamado "Navegando con Xto"

Es bonito recordar momentos que uno a vivido, es como realizar una puerta en el tiempo, lo pasado se hace cercano.

¿Una pregunta, con que programa realizaste el video? Un saludo desde Lima-Perú

Angie dijo...

Muchas gracias por visitar mi blog! Entré a la página de ustedes, excelente, felicitaciones.

Sobre tu comentario, es así, recordar y retomar lo que uno ha vivido, sobretodo las primeras experiencias que te formaron es siempre importante porque lo ayuda en cierta forma a poner tu vida en perspectiva y entender muchas cosas de cómo eres y cómo es tu familia. Y aceptar todo con gratitud, porque es una conducción de Dios.

Sobre tu pregunta, mis videos los hago en iMovie (para mac), los comprimo con quicktime y los cargo a la página de audioblog.com

Muchos saludos

Angie

hotel discount.com dijo...

hotel discount.com hotel discount.com